Blogia
DNJ

EL CID

EL CID

Acontinuación colgamos un resumen de este heroe de la historia de nuestra Nación, para que podaís conocer un poco mejor su historia y su vida

Guerrero de la reconquista hispana y hombre de estado, de nombre Rodrigo Díaz, nacido en Vivar (Burgos) y muerto en Valencia. Floreció en la corte de Sancho II, rey de Castilla, como <> o portaestandarte del rey. Fue desde muy joven famoso en duelos singulares, que le valieron el sobrenombre de Campidoctor, Campeador. Los moros por él sometidos le llamaron  Cidí o mio Cid, esto es <>. Ayudó a Sancho II en las guerras fraticidas por las que este rey desposeyó a sus hermanos, Alfonso VI y García, de los reinos de León y Galicia. Pero Sancho fue asesinado cuando sitiaba Zamora (1072) y Rodrigo, como <> de Castilla, antes de reconocer al destronado Alfonso VI por heredero del reino, le exigió en Santa Gadea de Burgos el juramento legal de no haber tenido parte en el asesinato de su hermano; jura por la cual Alfonso VI miró siempre con recelo al Campeador.

      Destierro. Alfonso casó a Rodrigo con Jimena Díaz, hija del conde de Oviedo y sobrina del mismo Alfonso (1074); pero, desaprobando una incursión del Cid contra los moros de Toledo, le desterró (1081). Como consecuencia de la derrota que sufrió en Badajoz, a cargo del emperador africano almorávide, Yúsuf, el rey decidió levantar el destierro al Campeador; pero como éste acudiera en cierta ocasión con involuntario retraso, fue desterrado  por segunda vez, sin querer el rey oir su juramento exculpatorio. El proscrito volvió a combatir por su cuenta al rey de Lérida y, en en el pinar de Tébar (montañas de Morella), venció y aprisionó por segunda vez al conde de Berenguer de Barcelona (1090), el cual, ganado por la generosidad de su vencedor, le cedió el protectorado de aquellas tierras. Seguro por esa parte, se decidió a rehacer su dominio sobre el litoral valenciano, pero tuvo que interrumpir sus guerras, porque la reina Constanza le escribió, deseando reconciliarle con Alfonso; él acudió a formar parte de una expedición en contra de los almorávides de Granada dirigida por el rey; pero éste le despidió receloso e implacable (1091). El Cid volvió a persistir en la conquista de Valencia, ciudad que, al fin, tomó en junio de 1094, poniéndola bajo el señorío de su rey. El emperador almorávide, que era ya dueño de casi toda la España musulmana, intentó recuperar Valencia; pero no tuvo la fortuna que en la de Badajoz, pues su ejército fue vencido y deshecho en el Cuarte, a la vista de la gran ciudad (octubre 1094). En sus últimos años el Campeador hizo obispo de Valencia a Jerónimo de Perigord, que anteriormente pertenecía al monasterio de Cluni, en Borgoña (1098). Casó a su segunda hija, María, con el nuevo conde de Barcelona, Ramón Berenguer III el Grande, y a su hija mayor, Cristina, con el infante Ramiro de Navarra, cuyo hijo García llegó a ser rey en Pamplona y cuya nieta Blanca llevó la sangre dl Cid a las familias reales de Castilla, Portugal y Francia.

      Muerte. El héroe murió en Valencia el 10 de julio. Su viuda, Jimena, defendió la ciudad de los ataques de los almorávides durante casi tres años; pero el rey Alfonso, que fue llamado en socorro por su sobrina, no viéndose con fuerzas para conservar la conquista del Cid, abandonó Valencia (mayo 1102), llevándose el cadáver del caballero para darle sepultura en el monasterio de Cárdena (Burgos).

Laura F.E.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres