Blogia
DNJ

Opinión

El PSOE y la educación.

Observando la reforma educativa que pretende hacer el gobierno de ZP obervamos que se confirma lo que siempre hemos dicho, el PSOE ni es obrero, ni es español.
Cuando el PSOE habla de política, intenta hacer creer a los trabajadores españoles que pretende llevar a cabo una política social. Pero luego les engaña; les trae una competencia extranjera brutal del exterior tirando por tierra todas las conquistas sociales conseguidas por los españoles después de años y años trabajando, cotizando, dejandose la piel...etc.

Todo esto ya lo sabíamos de antemano, conociendo la política antisocial y antiespañola del PSOE, eso se mezcla, ¿y qué nos sale? Una política que echa por suelo y da la espalda por completo a los trabajadores españoles. Así funciona, el PSOE pone una sonrisa a través de su títere, ese hombrezuelo que claramente nos recuerda a la cara de Mr. Bean, a ZP, el héroe de las minorias sexuales, los delincuentes, terroristas e inmigrantes, y luego pega la puñalada por la espalda a sus supuestos compatriotas, a los que se supone que representa y que debe proteger.
       

Y no iba a ser la política de educación una excepción en este sentido, si ya habíamos hablado hasta la saciedad de la política laboral y social que existe en España con el actual gobierno, desde DNJ también queremos hablar de la política de educación, una política que nos afecta como jovenes españoles y pretendientes de recibir una formación para poder desarrollar una función en el futuro según nuestras posibilidades.
       

Nuestra posición es claramente contraria a esta reforma educativa, a la LOE, ya que consideramos que no defiende los intereses de una Universidad pública y de calidad para los estudiantes españoles. Observamos como se hace mención a la Universidad privada en carácter igualitario con la pública, cuando claramente donde hay que aunar esfuerzos es en la Universidad pública y poder hacerla más accesible a todo español. En las menciones económicas deja al aire hacia que uno de los tres tipos de Universidad que distingue la reforma de ley (pública, concertada y privada) irán destinadas esas inversiones. La opinión de DNJ es de rechazo a este enorme vacío legal sobre como organizar la parte económica en la educación, en este sentido pensamos que la educación pública corre cierto peligro, y una de las soluciones pasaría por conseguir concretar juridicamente a cada tipo de universidad, y a partir de ahí la aplicación de una política que aumente el presupuesto de
la inversión en educación pública (España es uno de los países que menos invierte en este sentido) y haga efectiva una ley de preferencia nacional respecto a las plazas vigentes, becas y ayudas paralelamente a la ley educativa.
       

Por otra parte, hay que citar la manera que menciona al acceso de los estudiantes a los centros de educación, que no considera la realidad de que muchos españoles se quedan sin plaza en los centros públicos cada año ya que estas están copadas por inmigrantes, y a su vez, los que consiguen su plaza en muchas ocasiones ven como el ritmo de su clase baja ya que muchas veces las autoridades educativas deciden bajar el nivel para adaptarse a los foráneos.
       

Otra de la realidad que se vive en los centros docentes y de los cuales, aprovechando la mención de juventud y educación, queremos mencionar, es la violencia que se está apoderando de las aulas en las que actuan auténticas bandas organizadas que se dedican al trapicheo y al chantaje y extorsión, que amedrantan a muchos de nuestros compañeros y amigos sin que nadie ponga freno a esta situación, esto se está convirtiendo en un problema grave, derivado sobre todo, del choque de culturas y del resultado de la multiculturalidad que insiste en transformar a los descendientes de nuestros padres a costumbres y culturas alógenas intentando hacernos perder nuestra identidad. Y ya lo vimos cuando un sudamericano apuñaló a un joven en Catalunya, el jefe de estudios salió al paso haciendo las declaraciones de que era normal en sus culturas apuñalar... ya sabemos, que los profesores y las autoridades educativas, son unos completos ineptos ya que al ver todo esto no hacen nada, y bajo un falso progresismo el cual abanderan en nombre del antiracismo y la "integración" se quedan en babia esperando, como dicen ellos, los resultados beneficiosos que tiene esta mezcla, mejor dicho, choque, entre culturas.
       

Por otra parte, y como último punto, queremos resaltar otras medidas de la reforma de ley que pretende llevar a cabo el ministerio de educación de ZP y que es la concesión a las comunidades autónomas de la elección del consejo social de las universidades y su respectiva decisión en materia económica (ya podemos ver a Carod-Rovira y a Ibarretxe frotándose las manos). Pensamos que esta medida puede ser la continuación y ampliación de lo que hemos vivido (la concesión a las comunidades autónomas en materias de educación) que pueden ahondar más sobre la manipulación histórica que ejercen
y han ejercido muchos sectores separatistas y que están presentes en las autoridades educativas gracias a medidas como esta. ZP, gracias por abrir otra puerta al separatismo. Si ya vimos lo de Carrillo, ¿qué podrá pasar ahora con esto? ¿Veremos a Otegi investido doctor honoris causa? ¿Veremos a Josu Ternera dando clases de democracia en ciencias políticas? o tambien
podría tener doble cátedra en química. ¿Veremos a Carod-Rovira como profesor de Historia de la Universidad de Barcelona? ¿Veremos como suspenderán a españoles en Barcelona por cometer el delito de no saber hablar catalán? La verdad que el futuro como estas preguntas me inciertan y me asustan, pero ante todo hay que recordar: SI NO LUCHAMOS NOSOTROS NO LO HARÁ NADIE.

Rafael Gimenez. DNJ Valencia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Hasta cuando?

¿Hasta cuando? Eso me pregunto yo todos los días cuando en mi instituto veo lo que les sucede a mis compañeros y amigos. Cada día la situación degenera más. Las bandas son una plaga, la paz que existía antaño ha desaparecido. Todavía recuerdo aquellos días felices y sin preocupaciones. ¿Dónde han quedado? Ahora no puedo ver más que ignorancia y vandalismo a mí alrededor. Somos una generación más inculta y más animalizada esa es la verdad. La “educación” lineal para masas, o LOGSE, se encarga de ello. Un sistema educativo que no aspira a la verdadera formación de los jóvenes de mi generación como yo, sino a un mero paso por un edificio al cual has de acudir para no aprender nada. Realmente me alarmo y tengo miedo, tengo miedo de que mi generación no sepa pensar ni ver el problema. Estoy harto de una educación basada en la “tolerancia” y el “respeto”. ¿Qué profesor me respeta a mí cuando digo que no creo que el Islam sea respeto o que la “cultura” africana no es comparable a la historia europea? Eso pregunto yo. Estoy harto de escuchar mentiras y falacias en clase sin poder responder. Harto de escuchar que el Islam es tolerancia. Que se lo pregunten a las mujeres; o que se lo pregunten a las víctimas del 11-M, mejor dicho de su “tolerante” guerra santa contra el infiel occidental o yihad. Que ese mismo profesor le pregunte a mi compañera de clase si las pandillas de musulmanes la toleran. De eso no se preocupan. No se preocupan de nosotros, de los que somos españoles. Prima el extranjero y la postura abierta y receptiva. ¿Qué hacen contra las bandas y mafias que campan a sus anchas? La respuesta es nada. Ya basta de esa postura tolerante. Ya basta que mientras el joven español estudiante es asaltado por bandas de sudamericanos (latin kings, ñepas...) o de marroquíes, en clase se siga promulgando la igualdad. BASTA, YO Y MUCHOS DECIMOS BASTA. En tan solo 15 años pasaremos a ser minoría, ¿entonces que haremos, cambiaremos la historia de España por la de nuestros “amigos”?. ¿Qué hacemos cuando a un joven español que andando tan tranquilo con su novia por su barrio es apuñalado y su novia violada? ¿Qué hacemos? Basta ya de inmovilismo y de estar callados. Ha llegado nuestro momento, de alzar la voz y de hacernos oír. Porque somos más y somos los hijos de esta Patria. No te dejes engañar, tienes tu derecho a defender tus derechos como español heredero de tu patria, es un derecho reconocido internacionalmente. Hazlo saber. Ya basta de medias tintas y de tolerar. Si a nosotros no nos toleran, ¿por qué hemos de tolerar nosotros? Hazte oír en clase, en dirección... Pero hazlo con cabeza. No merece la pena esgrimir unas cuantas consignas pegadizas contra algo, esa no es nuestra línea. Nosotros hemos de seguir otra ruta. La de hacernos oír, pero dentro de la legalidad y de las normas. Si el profesor te miente en clase, levanta la mano, y pregúntale hasta que dude y haya de retractarse por sus comentarios. Utiliza la mayéutica. Duda de todo. Discrepa de todo. Se inteligente, argumenta tus opiniones e ideas. Haz saber a tus compañeros lo que ocurre, porque hay mas gente como que tu que te apoya. La revuelta ha empezado en tu instituto y nosotros te vamos a apoyar. A llegado la hora de responder, hasta hoy hemos llegado ahora es nuestro turno.

NR LA RIOJA- ADELANTE POR ESPAÑA.

larioja@democracianacional.org

¿Hasta cuando?

¿Hasta cuando? Eso me pregunto yo todos los días cuando en mi instituto veo lo que les sucede a mis compañeros y amigos. Cada día la situación degenera más. Las bandas son una plaga, la paz que existía antaño ha desaparecido. Todavía recuerdo aquellos días felices y sin preocupaciones. ¿Dónde han quedado? Ahora no puedo ver más que ignorancia y vandalismo a mí alrededor. Somos una generación más inculta y más animalizada esa es la verdad. La “educación” lineal para masas, o LOGSE, se encarga de ello. Un sistema educativo que no aspira a la verdadera formación de los jóvenes de mi generación como yo, sino a un mero paso por un edificio al cual has de acudir para no aprender nada. Realmente me alarmo y tengo miedo, tengo miedo de que mi generación no sepa pensar ni ver el problema. Estoy harto de una educación basada en la “tolerancia” y el “respeto”. ¿Qué profesor me respeta a mí cuando digo que no creo que el Islam sea respeto o que la “cultura” africana no es comparable a la historia europea? Eso pregunto yo. Estoy harto de escuchar mentiras y falacias en clase sin poder responder. Harto de escuchar que el Islam es tolerancia. Que se lo pregunten a las mujeres; o que se lo pregunten a las víctimas del 11-M, mejor dicho de su “tolerante” guerra santa contra el infiel occidental o yihad. Que ese mismo profesor le pregunte a mi compañera de clase si las pandillas de musulmanes la toleran. De eso no se preocupan. No se preocupan de nosotros, de los que somos españoles. Prima el extranjero y la postura abierta y receptiva. ¿Qué hacen contra las bandas y mafias que campan a sus anchas? La respuesta es nada. Ya basta de esa postura tolerante. Ya basta que mientras el joven español estudiante es asaltado por bandas de sudamericanos (latin kings, ñepas...) o de marroquíes, en clase se siga promulgando la igualdad. BASTA, YO Y MUCHOS DECIMOS BASTA. En tan solo 15 años pasaremos a ser minoría, ¿entonces que haremos, cambiaremos la historia de España por la de nuestros “amigos”?. ¿Qué hacemos cuando a un joven español que andando tan tranquilo con su novia por su barrio es apuñalado y su novia violada? ¿Qué hacemos? Basta ya de inmovilismo y de estar callados. Ha llegado nuestro momento, de alzar la voz y de hacernos oír. Porque somos más y somos los hijos de esta Patria. No te dejes engañar, tienes tu derecho a defender tus derechos como español heredero de tu patria, es un derecho reconocido internacionalmente. Hazlo saber. Ya basta de medias tintas y de tolerar. Si a nosotros no nos toleran, ¿por qué hemos de tolerar nosotros? Hazte oír en clase, en dirección... Pero hazlo con cabeza. No merece la pena esgrimir unas cuantas consignas pegadizas contra algo, esa no es nuestra línea. Nosotros hemos de seguir otra ruta. La de hacernos oír, pero dentro de la legalidad y de las normas. Si el profesor te miente en clase, levanta la mano, y pregúntale hasta que dude y haya de retractarse por sus comentarios. Utiliza la mayéutica. Duda de todo. Discrepa de todo. Se inteligente, argumenta tus opiniones e ideas. Haz saber a tus compañeros lo que ocurre, porque hay mas gente como que tu que te apoya. La revuelta ha empezado en tu instituto y nosotros te vamos a apoyar. A llegado la hora de responder, hasta hoy hemos llegado ahora es nuestro turno.

NR LA RIOJA- ADELANTE POR ESPAÑA.

larioja@democracianacional.org
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Drogas, la anestesia del sistema.

Drogas, la anestesia del sistema. Según el diccionario de la RAE, una droga es una sustancia o preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno.
Dentro de esta definición cabe una distinción entre drogas blandas, a las que se considera adictivas en bajo grado, y drogas duras que son fuertemente adictivas.
La drogadicción sería el hábito de quien se deja dominar por una droga.

Una vez esclarecidos los términos de manera objetiva, resulta curioso observar como cada nuevo estudio o investigación sobre este tema da lugar a una gran polémica y controversia. Aparecen posturas enfrentadas, hasta tal punto que existen movimientos y agrupaciones a favor y en contra de las drogas, ambos con gran peso social y capacidad de difusión de sus postulados.
Es por tanto éste un tema de primerísima importancia y vigencia, aún más para nosotros, los jóvenes, grupo social con mayores porcentajes de consumo y que padece de manera más directa los efectos de esta sustancia.
Como ya ha quedado claro en las definiciones, la droga es una sustancia alienante, que al ser consumida coarta la libertad del individuo. Una vez drogados, nuestra percepción de la realidad queda desvirtuada, de ahí que nuestras acciones no sean las mismas que haríamos en estado normal. Dificultades a la hora de hablar, lentitud de movimientos, actividad frenética o una actitud violenta son algunas de las reacciones tras la ingestión, cada una dependiendo del tipo de droga que hayamos consumido.
Muchos de los incidentes y altercados que se producen todos los fines de semana, tales como accidentes de tráficos, peleas en discotecas etc tienen su origen en la alteración del estado físico y psíquico que producen las drogas en los jóvenes que las consumen. Alteración que, producida de una forma continuada, conlleva consecuencias muy negativas para la salud.
Y este es un punto sobre el que no cabe discusión alguna. El consumo habitual de droga, sea del tipo que sea, resulta pernicioso para nuestro bienestar. Hasta tal punto que determinadas sustancias como la heroína son consumidas casi en su mayoría por personas gravemente enfermas o incluso en estado terminal debido a su adicción.
Bien, pues teniendo esto en cuenta, cabría preguntarse cómo aun siendo conscientes de las nefastas consecuencias del consumo de las drogas, puede haber gente y colectivos sociales que defiendan su consumo. Ya que a simple vista esta reclamación, la del libre consumo de drogas, parecería algo estúpido y suicida.
Los partidarios de la legalización de las drogas, puntualizando de las drogas blandas, esgrimen diversos argumentos para defender su postura.
Estos argumentos son principalmente tres; en primer lugar el efecto terapéutico de algunas drogas blandas en enfermos con enfermedades dolorosas y terminales, en segundo que con la legalización de las drogas blandas se daría fin a la actividad ilícita del tráfico de estas sustancias, y por último la libertad de los individuos para poder consumir libremente lo que a cada uno le plazca.

Revistas como Cáñamo, diferentes grupos de música de extrema izquierda o algunos intelectuales y profesionales de la medicina “progresistas”, son los principales difusores de estas razones, aunque eso sí, no son los únicos.
Si utilizamos un poco la lógica y el sentido común, no tardaremos mucho tiempo en llegar a la conclusión de que estas ideas caen por su propio peso y algunas incluso rozan la estupidez.
Es cierto que si un enfermo de cáncer de huesos en estado avanzado que sufre graves dolores derivados de la enfermedad, se fuma un porro de marihuana, sus dolores se verán aplacados y sentirá una sensación relajante. Pero dejemos claro que esto no se debe a las facultades curativas de la marihuana sobre este tipo de enfermedades, como algunos nos quieren hacer ver, sino a que simplemente esta sustancia tiene unos efectos de relax y tanto la consuma una persona con un excelente estado de salud como un enfermo, los efectos son los mismos.
Pero no menos cierto es que existen otras sustancias y medicamentos legales que también alivian a los enfermos de su dolor, teniendo además la ventaja de que no producen la pérdida de neuronas en el cerebro como si sucede con los porros.
Aquí convendría citar el libro ¿Fumas porros, gilipollas? que profundiza bastante y rebate de forma sobresaliente el tema de la aplicación médica de los porros.
Respecto al segundo argumento poco que decir. Si legalizamos la distribución de armas, el tráfico ilegal de armas también dejaría de existir.
Por último, el tema de la libertad de elección. La verdad es que resulta tremendamente graciosa esta queja sobre la poca libertad y la represión para el consumo de drogas.
Hoy en día todo aquel que quiera puede consumir drogas sin ninguna dificultad. Discotecas, bares de copas, parques públicos, institutos, universidades etc son auténticos centros de consumo, circunstancia de la que tiene constancia todo el mundo. Y esto es algo real e innegable, y el que no quiera verlo es que no quiere asumir la verdad. Cómo se puede hablar entonces de falta de libertad y de expresión si todo aquel que quiere puede acceder a la compra de drogas sin realizar mucho esfuerzo. ¿Qué de vez en cuándo una pareja de policías municipales se pasea por parques y plazas y ponen un par de multas por fumar porros? Si tenemos en cuenta que se supone es algo ilegal, pues habrá que disimular un poco, habrá que hacer como que se cumple la ley.
Es de imbéciles pues hablar de represión cuando está peor visto declararse patriota e identitario que fumarse un porro.
Ya por último señalar que un adicto a la heroína que padece SIDA, no empieza directamente consumiendo esta sustancia, sino fumando esos simpáticos y relajantes porros. De todos los consumidores de drogas blandas siempre hay un porcentaje, pequeño sí, pero no pensemos en números sino en personas, que tras su adicción a las blandas, da el salto y acaba como consumidor de drogas duras. Este es sin duda el mayor peligro que se plantea. Porque ese porcentaje que los partidarios de la legalización rechazan y consideran ínfimo e insignificante, se traduce en los miles de enfermos de SIDA, los miles de “yonkis” que deambulan por todas las ciudades de España, que pierden familias, trabajos y delinquen arrastrándose por poblados chabolistas para conseguir unos miserables gramos de droga. Personas que pierden toda su dignidad, que se convierten en zombis urbanos esclavos de una sustancia venenosa, que poco a poco acaba con ellos.

Este es el verdadero panorama y realidad de la droga.
Partiendo además de que todo el mundo no es igual, que hay personas más o menos susceptibles a la adicción, si legalizamos el consumo de drogas blandas, el número de personas que acaben consumiendo drogas duras puede ser realmente alarmante.
De todos modos, e insistiendo en lo que se acaba de decir, no hay mejor argumento contra las drogas que el relato de cualquier ex drogadicto rehabilitado. La Fundación de Ayuda a la Drogadicción o el Centro Reto pueden dar buen testimonio en este sentido.

Para finalizar, y volviendo al título del artículo, hay que insistir firmemente en la denuncia del uso de la droga como anestesia por parte del sistema. Y esto, que puede sonar muy duro a oídos de los bienpensantes y políticamente correctos, es sencillamente lo que hay, lo que interesa. Si hubiera un interés real, verdadero en acabar con el consumo de droga por parte de los jóvenes, no se pondrían los medios de que disponen ahora mismo las fuerzas de seguridad del estado para combatir el tráfico o el consumo, sino el doble o el triple. Se sabe en que sitios se vende y se consume, y aun así la actividad no cesa.
De nada sirven las blandas y escasísimas campañas de concienciación realizadas en institutos y colegios, si al llegar a casa el chaval enciende la televisión y desde la serie de moda se ofrece una imagen atractiva y simpática de aquel tipo gracioso que fuma porros, dándose una imagen totalmente dulcificada de la plantita verde.
Lo mismo que ocurre con los programas de investigación o los reportajes de los telediarios sobre las supuestas propiedades curativas de la marihuana, en los que siempre queda la sensación de haber visto poco menos que la solución para todos aquellos enfermos graves.
En definitiva, para no romper la triste dinámica de esta sociedad de mercado en la que los jóvenes somos meros objetos de consumo que hemos de formarnos bien para pasar a servir dentro de esta maquinaria capitalista de la mejor forma posible, las drogas contribuyen a sumirnos en un profundo sueño, un sueño que no hará que protestemos por lo que consideramos injusto, ni que pensemos, ni que podamos suponer un problema para los grandes intereses de este sucio sistema. Si la juventud permanece anestesiada, no habrá problema.

Image Hosted by ImageShack.us
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres